miércoles, 1 de febrero de 2012

En búsqueda de empleo - 15º día de la nueva era.

Y después de mañana...¿Qué?


         Hormiguita, trabajadora, ahorradora, estable.....

         Cigarra, vividora, divertida, ilusionada, voluble.....

         Estado del estado, vida de la vida, momento especial el que me une a ti,  teclado abyecto, complicado, obtuso y esotérico, donde se fraguan las herraduras del destino, impuesto por las decisiones indicadas, los síes inconscientes y los noes exigidos.


           Miradas escrutadoras que interpretan la luces desviadas a través del cristal de la ventana, difuminando las noticias hirientes, los informes positivos, las claves necesarias para cruzar el desierto del sentido practico de las cosas.





          No, nunca me arrepentiré de "no haberlo hecho", si lo hubiese "querido hacer".

          Buscas desesperado el entramado perfecto para establecer los roles necesarios donde tu existencia es asumida con una parca inventiva. Los sueños exhalados en desafiantes escusas, son ansias de libertad emitidos contra las luces de las incesantes sinfonías, emanadas de las voces que pululan a tu alrededor, desprendiendo todo esa ponzoña estridente que te auto inculpa constantemente de un amargo pecado que no cometiste.

         Camino cansado, mirando con recelo las esquinas de las calles, esperando que el bien o el mal acudan en mi ayuda.

         Si fueses tú, maldito esclavo del leviatan, aparta tu mirada de mis sienes, sus canas tempranas reflejan paz, y ni tu, ni todo el oro del mundo las van a teñir, se cual es mi camino y donde esta mi dignidad.

         Si fueses tú, querubin distraido, anunciador de la buenas nuevas, relájate, agarra una cerveza fria y sonrie. Me tome la libertad de escurrir mi mano sobre tu manto y descubri mis cartas marcadas sobre la sonrisa de mi amada gente. Arrima el hombro si quieres, siempre vienen bien otros brazos,  pero el mensaje ya esta recibido.


          Mañana puede cambiar mi vida nuevamente. Nervioso e indeciso miro a fuera, hacia el frió amenazador y siberiano, que nos encoge el cuerpo, nos enfría el alma. Mañana la luz ámbar parpadeara y aún asi,  diré, -SI- , para bien o para mal, con permiso del destino.


           Mañana más .........Ah! Si sabéis de un curro, sea lo que sea, no dudéis en decírmelo. Gracias
     

No hay comentarios:

Publicar un comentario